18 de febrero: día de acción mundial por el derecho de huelga

 

“El derecho de huelga no se toca” y “La huelga no es un delito” dos lemas para un mismo objetivo: defender los derechos de los trabajadores y trabajadoras

Con el lema “El derecho de huelga no se toca”, la Confederación Sindical Internacional (CSI) celebra una jornada de acción mundial el próximo 18 de febrero. Según una encuesta realizada por la CSI en el año 2013, reveló que un noventa por ciento de la ciudadanía mundial apoya los derechos laborales y un noventa y nuevo por ciento apoya la huelga como uno de los derechos fundamentales para que la clase trabajadora defienda sus derechos sociales y económicos.

Pese a este apoyo masivo, las patronales de todo el mundo han lanzado en el seno de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) una agresiva campaña contra este derecho. La OIT creada en 1919, es la agencia de Naciones Unidas responsable del empleo y de los derechos del trabajo. Ya en 1927 esta organización reconocía explícitamente la existencia del derecho de huelga, vinculándolo directamente con la libertad sindical.

 

Durante varias décadas, El comité de Libertad Sindical y la Comisión de Expertos en Aplicación de los Convenios y Recomendaciones afirmaron que el Convenio núm. 87 de la OIT reconoce el derecho de huelga. Pero desde el año 2012, como si de una estrategia se tratara, el grupo de empleadores de la organización ha puesto en duda el que en los Convenios de la OIT se reconozca el derecho de huelga.

En España la puesta en cuestión del derecho de huelga se ha puesto en evidencia de la forma más grosera, ya que muchos y muchas sindicalistas están siendo denunciadas y juzgadas por ejercer este derecho de todos los trabajadores y de todas las trabajadoras. 

Por ello, es imprescindible seguir manteniendo el derecho de huelga como una herramienta esencial para defender los derechos de la clase trabajadora.