Proceso de paz en Colombia

La Confederación Sindical Internacional (CSI), y la Confederación Sindical de las Américas (CSA) han presenciado y conocido de primera mano los graves efectos producidos por el conflicto armado en Colombia, la gran tragedia humanitaria de este conflicto con más de seis millones de víctima.

CSI y CSA, junio de 2014.

En el marco de la Conferencia anual de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), ambas organizaciones emitieron una declaración de respaldo a las negociaciones del proceso de paz en Colombia, en la cual manifiestan su apoyo a los esfuerzos y los avances que el gobierno de Colombia y la FARC realizan en las negociaciones de La Habana, para llegar un acuerdo que termine con el conflicto armado.

 

 “La CSI y la CSA se llenan de esperanza con el logro de este acuerdo por las inmensas posibilidades que se abren para Colombia hacia la construcción de una auténtica democracia en los ámbitos, políticos, económicos y sociales, y en especial, por el lugar y papel que deberán ocupar los trabajadores y las organizaciones sindicales en la consolidación de la paz”, se lee en un aparte de la declaración, firmada por  Sharan Burrow, Secretaria General de la CSI, y de Víctor Baez Mosquiera, Secretario General de la CSA.

Para ambas confederaciones la finalización del conflicto armado “permitirá avanzar a los trabajadores y las organizaciones sindicales colombianas en una agenda que garantice la reparación colectiva para el movimiento sindical, y la concreción de una legislación y de políticas que promuevan y garanticen empleo en condiciones de trabajo decente”.

 

Ver declaración completa en el enlace